Logo

Logo

viernes, 18 de marzo de 2016

Antropólogos hallan hornos de mezcal en casas de Tlaxcala que detallan la historia prehispánica de la bebida

Un grupo de académicos del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), publicó un libro sobre una investigación etnoarqueologíca que aborda la historia prehispánica del mezcal.
El estudio ofrece un enfoque antropológico para determinar las funciones del mezcal en el control y reproducción social, así como su ocupación en rituales o ceremonias, junto con los procesos de producción y los tipos de mezcal que hay en México.

La publicación El mezcal, una bebida prehispánica. Estudios etnoarqueológicos fue realizada por los antropólogos Mari Carmen Serra Puche y Jesús Carlos Lazcano Arce, quienes exploraron por más de 10 años la historia de la bebida para probar cuál fue el proceso de destilación durante la época prehispánica en México.
La investigación nació cuando los académicos se encontraban en la recopilación de información acerca de las unidades habitacionales de los pobladores en Xochitécatl Cacaxtla, en Tlaxcala.
Según detallaron en una entrevista, los profesores descubrieron durante las pesquisas hornos y ollas dentro de horadaciones, los cuales exhibían tipologías diferentes a las tradicionales
“Eso nos llevó a investigar si en otros sitios arqueológicos del estado de Tlaxcala se encontraban hornos y ollas con estas características, pero no fue así”, explicó Lazcano Arce.
“La evidencia encontrada tenía que ver con la producción de cerámica, y los hornos que nosotros encontramos no eran para producir cerámica porque no había evidencia de esta alojada en ellos”, agregó.
Los resultados de los análisis y estudios químicos determinaron la presencia de agave, lo que llevó a los investigadores a crear la hipótesis de que los hornos y ollas encontrados se usaron para la manufactura de mezcal.
El académico mencionó que no dimensionaron el impacto de su investigación, ya que la historia señala a los árabes como los inventores del proceso con la fabricación de los alambiques, los cuales son llevados a España, quienes supuestamente trajeron el método a México en la época de la Colonia.
Los académicos realizaron otra investigación para confirmar si en otras regiones del país y Mesoamérica existieron estos hornos, la respuesta fue afirmativa al examinar los estudios hechos por el arqueólogo estadunidense Charles Di Peso.
Según la información de los investigadores, Di Peso documentó en Casas Grandes, Chihuahua, la presencia de hornos que fueron utilizados para producir mezcal, sin embargo, no se le dio mayor seguimiento a la investigación.

Fuente: http://www.m-x.com.mx/

No hay comentarios:

Publicar un comentario